Enfoque regenerativo en La Delia Verde

Enfoque regenerativo en La Delia Verde

La importancia de la complejidad.
A través de la diversidad, aprendemos el concepto de naturaleza.

En La Delia Verde queremos revitalizar nuestro suelo. Gestionamos el campo trabajando con la naturaleza y no en su contra.

Nuestro sistema operativo sigue el concepto de Agricultura Regenerativa – un modelo biológico basado en los principios de la ecología. Este modelo rehabilita el ecosistema y mejora los recursos naturales en lugar de agotarlos mediante procesos que promueven que el dióxido de carbono atmosférico se retenga y almacene bajo tierra. Esto ayuda a restaurar la salud del suelo, a mitigar el impacto de la crisis climática y contribuye a la seguridad y calidad alimentaria.

¡Nos enfocamos en la salud del suelo!
Suelos sanos, alimentos sanos,
vidas sanas

Con este objetivo, estamos integrando prácticas agroecológicas que están interconectadas para maximizar la producción de biomasa y así contribuir a la vida útil del suelo.

La Agricultura Regenerativa se centra en los siguientes resultados

Aumento de los niveles de materia orgánica del suelo (acumulación de humus)

Reducción de la erosión del suelo y la degradación de la tierra.

Sanidad y bienestar animal y vegetal

Densidad de nutrientes y seguridad alimentaria

Mejora en la calidad del agua

Reservas aumentadas de carbono del suelo

Mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero

Mejora en la rentabilidad del campo manteniendo el rendimiento

Fomento de la biodiversidad y estimulación de los servicios de los ecosistemas

¡No alimentes a la Planta,
alimentá al Suelo!

En La Delia Verde, creemos que necesitamos regenerar el suelo para producir cultivos saludables para personas saludables. Estamos implementando prácticas de Agricultura Regenerativa y hemos comenzado una gestión holística de pastoreo para completar el ciclo natural de forma equilibrada. Nuestro método contempla brindar bienestar y condiciones de trabajo justas para todos los individuos con los que trabajamos, incluyendo a los animales.

Calidad del suelo, las plantas y la comida

Nuestro objetivo en la agricultura

Prácticas agrícolas

Trabajar con la naturaleza
Complejidad
Biodiversidad

Salud del suelo

Alto nivel de carbono en el suelo
Actividad biológica intensa

Immunidad vegetal

Resistencia a la sequía y al calor
Menor susceptibilidad a pestes y enfermedades

Calidad alimentaria

Sabor
Menos residuos agroquímicos
Mayor vida útil

Salud humana

Densidad de nutrientes
Comida como medicina

Seguimos los principios de la Agricultura Regenerativa para recrear el ciclo natural. Los elementos agrícolas interconectados mejoran el desarrollo natural de un ecosistema saludable y se implementan mediante métodos de agricultura de precisión para medir y tratar las tierras.

El suelo está compuesto por partículas minerales, materia orgánica, agua y aire. La estructura del suelo evoluciona mediante el aumento de materia orgánica y el desarrollo de su capacidad de sustentación.

Para mejorar la vida del suelo, estamos reduciendo el uso de pesticidas sintéticos temporada tras temporada y ya hemos descartado el uso de una serie de agroquímicos en el campo (ver la lista). Además, estamos alternando la siembra de cultivos de cobertura multiespecie con cultivos de granos básicos y seguimos el concepto de “raíces vivas durante todo el año”. La biomasa se deja y se devuelve al suelo mediante la alternancia con cultivos de cobertura. Esto previene la erosión y ayuda a alimentar y nutrir la vida (microbiana) del suelo. Además, estamos evitando cualquier forma de labranza del suelo gracias a la aplicación de la siembra directa. El ciclo se complementará con una gestión integrada de pastoreo.

Seguimos los principios de la Agricultura Regenerativa para recrear el ciclo natural. Los elementos agrícolas interconectados mejoran el desarrollo natural de un ecosistema saludable y se implementan mediante métodos de agricultura de precisión para medir y tratar las tierras.

El suelo está compuesto por partículas minerales, materia orgánica, agua y aire. La estructura del suelo evoluciona mediante el aumento de materia orgánica y el desarrollo de su capacidad de sustentación.

Para mejorar la vida del suelo, estamos reduciendo el uso de pesticidas sintéticos temporada tras temporada y ya hemos descartado el uso de una serie de agroquímicos en el campo (ver la lista). Además, estamos alternando la siembra de cultivos de cobertura multiespecie con cultivos de granos básicos y seguimos el concepto de “raíces vivas durante todo el año”. La biomasa se deja y se devuelve al suelo mediante la alternancia con cultivos de cobertura. Esto previene la erosión y ayuda a alimentar y nutrir la vida (microbiana) del suelo. Además, estamos evitando cualquier forma de labranza del suelo gracias a la aplicación de la siembra directa. El ciclo se complementará con una gestión integrada de pastoreo.

¡Enriquecer el suelo
significa crear vida!

La complejidad general del sistema hace que la vida del suelo prospere. Los organismos como las bacterias, hongos o lombrices de tierra, participan activamente en la creación de materia orgánica en el suelo. Este material es esencial para una agricultura resiliente, ya que ayuda a retener agua y nutrientes para las plantas.

La biodiversidad, dentro y sobre la tierra, también ayuda a devolver el carbono y los nutrientes al suelo. Es el principal factor para el almacenamiento de carbono en el suelo y brinda muchos otros beneficios para los campos y los ecosistemas:

Almacenamiento de carbono

Además de agrupar las prácticas regenerativas, la Agricultura Regenerativa contribuye significativamente a almacenar carbono en el suelo y, por lo tanto, es parte de la solución climática.
¿Cómo funciona? Las plantas absorben dióxido de carbono (CO2) a través de la fotosíntesis. Durante este proceso, las plantas forman carbohidratos (CHO) y producen azúcares que alimentan parcialmente la vida microbiana del suelo. Cuando la materia vegetal se descompone, los organismos vivos del suelo la transforman en materia orgánica y humus a través de combinaciones de microorganismos y minerales, almacenando así carbono a largo plazo en una forma estable.

Los sistemas de la Agricultura Regenerativa reducen las emisiones de CO2, óxido nitroso y metano, y su captura está orientada no solo a la reducción sino a la eliminación del CO2 de la atmósfera.

Solución de carbono del suelo

Captura de carbono
Cómo funciona

Fotosíntesis

Durante la fotosíntesis, las plantas convierten el dióxido de carbono (un gas) en azúcar (moléculas de carbohidratos).

Intercambio de nutrientes

Este carbono derivado de las plantas ingresa al suelo en forma de basura o exudados de raíces. Los microorganismos del suelo (hongos y bacterias) viven asociados con las raíces de las plantas y descomponen estos compuestos orgánicos. Durante la descomposición, los nutrientes (nitrógeno, fósforo, azufre, etc.) se liberan para apoyar el crecimiento de la planta.

Captura de carbono

La necromasa microbiana (biomasa microbiana muerta) se puede almacenar en asociaciones organominerales o microagregados. Este carbono estable físicamente protegido es principalmente de origen microbiano.

Restaurar el equilibrio

Aumentar la cantidad de microorganismos en el suelo ayuda a equilibrar los niveles de carbono, lo que conduce a un suelo más saludable, alimentos más saludables y un planeta más saludable.

Fuentes de
nitrógeno orgánico

El ciclo del carbono no funciona solo. Se combina con la circulación de nitrógeno. El nitrógeno es un nutriente esencial que influye en la capacidad de almacenamiento de carbono de ese sistema. Cuando la fuente de nitrógeno es orgánica, el nitrógeno sustenta la composición del suelo. Sin embargo, cuando se agrega a través de una fuente sintética o artificial, promueve el desarrollo de bacterias que convierten el amoníaco en nitrato, que se pierde fácilmente por evaporación o lixiviación del suelo.

Hongos

Entre los organismos del ecosistema del suelo se encuentran los hongos y las micorrizas, que son asociaciones simbióticas entre los hongos y las raíces de las plantas. Ambos prosperan gracias a la abundancia de plantas, a la diversidad de plantas y a las fuentes de fertilidad orgánicas. Hay dos grupos de hongos beneficiosos en el suelo: hongos saprótrofos y micorrízicos. Cuanto mayor sea la proporción de hongos / bacterias, mejor será la eficiencia en el uso del carbono.

Los hongos micorrízicos viven en simbiosis con el 90% de todas las plantas y son particularmente importantes para el almacenamiento de carbono en el suelo. Reciben una cantidad significativa de carbono subterráneo como única fuente de energía y, a cambio, proporcionan hasta el 80% del nitrógeno y el fósforo de una planta. Literalmente actúan como fertilizantes naturales para las plantas. También ayudan en períodos de sequía porque proporcionan estructura física y por su capacidad de retención de agua.

Libera la disponibilidad natural de nutrientes

La red alimenticia del suelo