Toma de decisiones

Dando pasos vitales

En La Delia Verde, estamos desarrollando una administración holística del campo mediante el trabajo interdependiente de distintas áreas:

Regeneración del suelo

Planificación y rediseño del suelo

Monitoreo biológico

Desarrollo de infraestructura

Diversificación de las fuentes de ingresos del campo

Planificación financiera

La interacción de estos factores se traduce en una mayor productividad y diversidad biológica, así como en el bienestar económico y social. El avance del proyecto se basa en mantener el equilibrio entre los factores ecológicos, sociales y económicos. Durante el proceso habrán necesidades a corto plazo que nos llevarán a priorizar aspectos de alguno de los factores por sobre los otros, sin embargo la estrategia a largo plazo buscará siempre mantener el balance de todos ellos.

Cambio organizacional junto
a Gestión Holística

«Gestión Holística» es un método de gestión de la tierra que adapta sus principios naturales a través de la introducción de ganado. Este método ha ido evolucionando hacia un sistema completo de planificación agrícola y ha derivado en el término «toma de decisiones holística», que es una herramienta de toma de decisiones utilizada para aumentar la calidad agrícola partiendo desde una concepción de la agricultura como una entidad integral, y no como algo compartimentado.

Durante el proceso de cambio de la agricultura convencional a la regenerativa, comenzamos a buscar nuevos método de gestión y desarrollo que se ajustaran a nuestras condiciones, nuestras ideas y nuestros objetivos sobre la Agricultura Regenerativa. Cuando nuestros asesores de estrategia agrícola nos presentaron este método supimos que debíamos implementar los principios de Gestión Holística en nuestras prácticas de cultivo y su planificación.

Poco después, nos dimos cuenta de que este enfoque integrado tiene el potencial de ir más allá de la agricultura. Dado que estamos comprometidos con la regeneración ecológica, social y económica, el paso lógico para nosotros fue aplicar esta técnica a todas las áreas y relaciones vinculadas al proyecto.

Al ser uno de los primeros proyectos agrícolas en Argentina que siguió este enfoque regenerativo, llamamos la atención de personas de diversos orígenes pero con una misma intención. La Delia Verde les ofreció la oportunidad de participar en el desarrollo de un nuevo estándar agrícola. Modificamos las estructuras internas para impulsar las distintas habilidades y conocimientos de cada miembro del equipo y esto generó un proceso constante de evolución.

Adaptación de nuestro concepto para la toma de decisiones

Reconocemos la ubicuidad de la regeneración ecológica, social y económica en nuestro sistema, porque podemos verla en todos los aspectos de nuestras acciones.

Sin conciencia ecológica, no habrá suelos fértiles para cultivar.
Sin compromiso social no habrá gente que sostenga nuestro proyecto.
Y sin responsabilidad económica no podremos pagar salarios justos ni sostener nuestra operación.

Estas conexiones interdependientes y complejas suceden tanto dentro del proyecto como con todo lo relacionado con él, y son solo componentes de una red evolutiva mucho más amplia que continuamente tratamos de analizar, comprender y apoyar.

La importancia de la confianza

La confianza es una parte integral del trabajo regenerativo. Para asegurar el éxito en todas las áreas, todos los miembros involucrados deben poder confiar y depender unos de otros. La experiencia y los conocimientos individuales, así como la capacidad de comunicarse en equipo, incluyendo el compromiso de todos con nuestra concepción y compromiso, son condiciones previas vitales para tomar buenas decisiones.

La participación de los miembros varía según cada caso, situación o proyecto, más allá de esto, la importancia recae en que cada uno sepa lo que debe hacer. La toma de decisiones incluye tres pasos: recopilar información relevante, comunicar los temas centrales dentro del equipo y, por último, tomar la decisión. Si bien algunas cuestiones pueden ser resueltas por una sola persona, otras deben discutirse con todo el equipo. Este marco para la toma de decisiones también nos ayuda a determinar quién es responsable de cada uno de los pasos del proceso, y a asignar cada tarea a un determinado grupo o persona.

El poder real de esta organización y estilo de gestión proviene de definir un objetivo claro a largo plazo y luego evaluar que cada acción o idea esté alineada a ese objetivo. En nuestro caso, el objetivo es lograr el crecimiento y el equilibrio ecológico, social y económico.